Agua mineral

El agua mineral se define como agua que contiene minerales u otras substancias disueltas en ella que pueden modificar su sabor o pueden darle un valor terapéutico. Entre las substancias que podemos encontrar en el agua mineral están las sales, compuestos sulfurados y gases. Como consecuencia de esta definición, podríamos obtener agua mineral preparada o bien, agua mineral obtenida naturalmente.

Desde tiempos antiguos el agua mineral se usaba o consumía en la fuente directamente, ya que no existían las redes de distribución de las que disponemos hoy en día. De aquí podemos deducir los incipientes comienzos de los tan de moda ahora spas, baños o balnearios.

Hoy en día, el consumo de las aguas minerales se produce a través de aguas minerales embotelladas directamente en la fuente por empresas especializadas y distribuidas a través de sus canales de distribución.

Tener acceso directo a las fuentes de aguas minerales es ahora poco común, y casi siempre imposible debido a la concesión de derechos de propiedad comerciales exclusivos.

Existen más de 3000 marcas de agua mineral disponibles comercialmente a nivel mundial, lo que se ha convertido en un gran negocio generado a través de concesiones excluvivas..